¿Deberías tapar la cámara y el micrófono de tu portátil?: hasta Zuckerberg lo hace

¿Deberías tapar la cámara y el micrófono de tu portátil?: hasta Zuckerberg lo hace

Zuckerberg celebraba hace unas horas los 500 millones de usuarios mensuales a los que había llegado Instagram. Este servicio, adquirido por Facebook hace cuatro años, lograba un hito que Zuck celebraba con una imagen simpática pero en la que rápidamente aparecieron detalles reveladores sobre su portátil.

Aunque ese equipo aparecía casi fuera de plano pronto se reveló que Zuckerberg no era ajeno a los potenciales ciberataques que pueden sufrir los usuarios. El portátil del creador de Facebook hace uso de remedios caseros para proteger su privacidad: tanto la webcam como el micrófono de su MacBook Pro estaban tapados con cinta adhesiva. Si él lo hace, tú también deberías.

Cuidado con las RAT(as)

En la imagen se puede ver cómo efectivamnete ese equipo aparece con esos componentes tapados para evitar posibles intrusiones a través de los llamados RATs (Remote Administration Tools), soluciones que logran acceder de forma remota a nuestro ordenador y controlar nuestra webcam sin que lo sepamos.

La idea de estos ciberataques, como explicaba el experto en seguridad Chema Alonso en ese vídeo, es la de captar todo tipo de imágenes y luego chantajear a las víctimas para no revelar y sacar a la luz tanto el vídeo como el audio de quién sabe qué situaciones delante del ordenador.

La imagen publicada por Zuckerberg no es más que la demostración de que incluso los grandes protagonistas del sector tecnológico acuden a métodos caseros para evitar sustos en este sentido. Hace tiempo que diversos fabricantes han detectado el interés por este tipo de problemas y Amazon, por ejemplo, está repleto de pequeñas pegatinas en distintos formatos que permiten tapar la webcam y el micrófono de nuestro portátil de una forma más “profesional”.

No te olvides de tapar el micrófono

En esa imagen se ve claramente cómo la webcam está tapada con cinta, pero también lo está la toma de micrófono, que en el MacBook Pro no está asociada al jack de los auriculares: hay una entrada dual de micrófono que se puede ver con dos orificios en ese modelo de este equipo.

Cinta

Usar cinta la webcam es cada vez más habitual, pero deberás tener también cuidado con la toma de micrófono, que en los portátiles suele también poder taparse con cinta para esos pequeños orificios que harán que la recepción de audio sea mucho más complicada si intentan “pincharnos” el equipo. Si queréis evitar sustos de forma más permanente podéis arriesgaros con soluciones más drásticas, como echar pegamento en esos orificios o incluso abrir el equipo para localizar el chip del micrófono y cortar los cables (normalmente dos) que van a él.

Hay modelos de portátiles en los que la toma de micrófono forma parte de la toma de auriculares, y aquí hay quien utiliza conectores mini jack “capados” que simplemente conecta a esas tomas pero a los que luego corta los cables para que no haya salida o entrada de datos y por tanto no se pueda espiar ese sonido ambiente mientras no seamos nosotros los que conectemos unos auriculares con micrófono normales. Esas medidas pueden poner las cosas difíciles a quien intente espiarnos, así que os aconsejamos seguirlas.

Fuente: Xataka